viernes, 26 de febrero de 2016

Perro Montero Valdueza


En alguna ocasión ya hemos hablado de los Grupos Étnicos Caninos de la Real Sociedad Canina Española, entre ellos se encuentra otra de las debilidades de mamy, los Valdueza.

La Rehala es la forma española de crianza, selección y entrenamiento de perros para la caza de montería, habitualmente una Rehala está formada por entre 10 y 24 individuos, acollados en parejas para el trabajo. Tradicionalmente, la Rehala está formada por Podencos Andaluces  de talla grande, también conocido como Podenco Campanero y, aunque siempre se han incluido otras razas en la formación de las rehalas o se han realizado bastardeos para obtener ejemplares con diferentes cualidades de trabajo  fue don Alonso Álvarez de Toledo, marqués de Valdueza, durante los años 50 del pasado siglo quién ha creado la Rehala de "Raza" más hermosa que ha campeado los montes, el Montero Valdueza:

Magnífico ejemplar macho de Montero Valdueza

Como podéis ver es magnífico, ¡qué hermosura! No es casualidad, es la selección de lo mejor entre lo mejor, la majestuosidad del Mastín Español "ligero", el donaire del Podenco Campanero y al oírles llamar a la caza y seguir el rastro encontramos su sangre Grifona. Realmente, después de 70 años de cría y selección obtener la denominación de Pura Raza es, un mero trámite, no obstante, la obtención de la misma, sin duda, ayudará a la supervivencia de ésta más allá del fabuloso trabajo familiar que han venido realizando los Álvarez de Toledo con la creación de la misma y el mantenimiento de ésta durante los últimos 70 años.

A mamy, lo que de verdad la pierde es lo que encierra su mirada:


Presentación del Perro Montero Valdueza en la 86 Exposición Internacional Canina de Primavera de la R.S.C.E 2011

Tres Valduezas. Óleo sobre Lienzo. Mariano Aguayo 2008.
El Gran libro de la Rehala. Mariano Aguayo. Editorial Almuzara.




2 comentarios:

Fernando dijo...

Hummm.... Perdonará mi ignorancia, Babunita, pero no soy capaz de apreciar su belleza. Seguro que es un perro magnífico, pero no entiendo nada sobre vuestra especie. Sorry.

Babunita dijo...

Nada que perdonarle, como bien sabe, la belleza es de las pocas cosas que realmente pueden ser relativas. También es cierto que estamos seguras que si Vd. los viera en el monte, realizando su trabajo, quedaría fascinado por la belleza de sus movimientos