miércoles, 19 de enero de 2011

Sobre la Egolatría de los Íberos

.
Por lo que respecta a las andanzas de los griegos entre los pueblos bárbaros podría pensarse que la causa fue el haber estado estos divididos en pequeñas tribus y reinos que, por orgullo, no se mezclaban entre sí, por lo cual eran débiles contra los que atacaban desde fuera. Este orgullo alcanzó su máxima expresión entre los íberos, a lo que se añadía su trapacería innata y su falta de sencillez. Pues, a pesar de ser prontos en ataque por su género de vida, no se atrevía sino a pequeñas empresas, no acometiendo las importantes por no poder contar con grandes ejércitos ni confederaciones. Porque si hubiesen querido unir sus armas, no les habría sido posible a los cartagineses atacar y someter impunemente a la mayor parte de ellos, ni aún antes a los tirios, luego a los celtas, que ahora se llaman celtíveros y verones, ni a Viriato ni a Sertorio después, ni a cuales quiera otros que ansiaban acrecentar sus reinos.
.
Estrabón, Geografía, Libro III.
.
.

7 comentarios:

Carmen dijo...

Ah pero ¿No han inventado nada, estos senadores? La tontería, además de grande, se ve que es secular...

Babunita dijo...

Afina usted que no vea...

T dijo...

Va a tener razón una amiga mía cuando dice que lo nuestro es alguna tara genética muy antigua.

Desclasado dijo...

Huy... No sabe qué tema (me) ha tocado...
A ver cuando tenga un rato y comento.
Saludos.

Babunita dijo...

T: Si, y debe estar en todos los cromosomas.

Desclasado, le esperamos, cuando guste.

Desclasado dijo...

Estrabón nunca estuvo en la península ibérica, escribía por referencias, esto no deja de ser gracioso. Se acusa también a Estrabón, a Floro y a otros de dar una visión muy colonial, dando por sentado que el modelo de vida griego-romano era superior.
Pero en fin, el cainismo hispano no hace falta que me lo cuenten que lo conozco. Pero...pero justamente este cainismo ha sido un factor muy importante para forjar el mito de la Hispania y después España inconquistable. A Roma le llevó 8 años conquistar las Galias y 200 conquistar España para nunca acabarla de conquistar del todo. Se entiende fácil: estando los galos unidos, al rendirse el jefe se dan por rendidas todas las tribus. En el caso hispano es justo al contrario; que se rinde el de al lado y le llamamos nenaza. De botón de muestra el alcalde de Mostoles en la invasión napoleónica, etc. Y esta idiosincrasia, sumado a la aspereza física del terreno, se convierte en un infierno para el invasor.
Pero eso era antes...

Saludos.

Babunita dijo...

Antes, muy antes...