miércoles, 30 de marzo de 2011

La Cocina Minimalista de Ateneo de Naúcratis

.
"Y una vez que nos fue servido el cerdo, del que se habían preparado una mitad asada con mucho cuidado y la otra mitad como si hubiera sido cocido suavemente en agua, y al admirarnos todos de la sabiduría del cocinero, orgulloso de su arte aquel dijo: "Pero el corte ninguno de vosotros puede mostrar ni siquiera donde se ha hecho, y como se ha llenado su vientre de toda clase de cosas buenas. Pues tiene en su interior zorzales y otros pajarillos y trozos de vientre de cerdo y pedazos de matriz y yemas de huevo, y además de gallinas vientres con sus propias matrices y muchos excelentes caldos y las carnes picadas en trozos menudos y amasadas con granos de pimienta:" `[...] "Acerca del cerdo mitad asado y mitad cocido y relleno sin cortes. El cerdo fue sacrificado por un pequeño corte  bajo el hombro" Y lo mostró. "Luego, cuando fluyó la mayor parte de la sangre, después de lavar todas las entrañas tras su extracción [...] cuidadosamente con vino muchas veces, lo colgué de las patas. Entonces lo remojé de nuevo en vino y, después de cocerlo previamente, lo rellené con las golosinas citadas antes, con mucha pimienta, a través de la boca, vertiendo abundante caldo muy bien preparado. Y después de esto cubrí la mitad del cerdo, como veis, con una capa abundante de harina de cebada humedecida con vino y aceite. Luego lo metí en un horno de campana poniendo debajo una base de bronce, y lo puse al fuego, con cuidado de no quemarlo ni de sacarlo crudo. Y una vez que la piel ha estado ya tostada, he conjeturado que la otra parte estaba cocida y después de quitarle la harina, trayéndolo de esta manera, os lo he servido"
(Ateneo de Naúcratis, Banquete de los Eruditos, Libro IX)
.
La receta la hemos sacado de "El Arte de Comer en la Antigua Grecia" de Mª José García Soler, 2001. En cualquier caso Gredos ha publicado hasta el libro X de "El Banquete... " Por Lucía Rodríguez-Noriega Premio Nacional de Traducción por esta obra. De Ateneo, también nos gusta mucho la receta de Cazuela de Rosas, que se parece a la Patina de Rosis de Apicio, de Apicio tiene un montón de recetas Charo en su blog...

.

3 comentarios:

Emilio dijo...

Como podemos comprobar, el invento de los Ferrán Adriá, Arzak, Arguiñano y demás tropa no es de hoy, ni de ayer. Aunque algo me da que en aquellos tiempos no se daban el pisto que se dan hoy. Ni los invitarían a dar conferencias en la Biblioteca de Alejandría. Cada uno en su sitio y los cocineros, a los fogones.

Babunita dijo...

Querido Emilio [sic]:

Como en todo, en la actualidad ensalzamos con demasiadas alegrías lo ordinario y despreciamos lo extraordinario...

Desclasado dijo...

Autocitarse está feo, pero si vamos a medias se permite:

http://eldesclasado.blogspot.com/2011/04/guerras-malas-e-intervenciones-buenas.html

(Ya no le contesto por mail).