jueves, 15 de diciembre de 2011

Corre Ve y Dile

.
Dice mamy, que si bien el soneto que va a continuación, no es perfecto académicamente hablando... Tendremos que preguntar a Venan, que para eso es el experto, si entra dentro de la categoría de los polimétricos... En fin, bien vale el mérito de haberlo escrito así, a bote pronto:
.
Querido, los sonetos le despistan,
al punto que no sé si le conozco,
pues que el del Campo Abierto se repliegue,
no pasa inadvertido entre mortales.

El día se merece estar en rojo
en nuestro calendario familiar
que aunque, por razones, ya estuviera,
jamás pensé que esto se iba a dar.

Con esto a los tercetos ya llegamos,
no es cosa baladí, que le ando al paso,
y tengo preceptor que me vigila.

Mantenga, ahora la palabra dada,
y escríbame un poema, de los otros,
de los de amor, aquel, que que yo esperaba.
.

3 comentarios:

JM Martínez Valdueza dijo...

Como intento de soneto no está mal,
que es poema bello y bien trazado.
Tu pulso de poeta se ha mostrado
en su forma, su firmeza y su final.

En un soneto no puede ser casual
la rima que termina en este lado,
que la norma sí exige su entramado
evitando al resultado ser fatal.

Tomar al abordaje los tercetos
y evitar el desastre con los versos
no es cosa banal, no, que son dos retos

a resolver por métodos diversos.
Así resultarán más que discretos
y evitarán comentarios perversos.

Carmen dijo...

¡GUAU, MENUDOS COMMENTS LE HACEN, BABU!

Me encanta!

Babunita dijo...

Queríamos haber contestado con un epigrama pero se nos han fugado las musas.