lunes, 20 de febrero de 2012

Desayunos Agradables II, La Desidia Gatuna.

.

.
.

2 comentarios:

Carmen dijo...

La imagen es genial, las cuatro en fila.

Me choca que sean tan formales, todas a la vez. Yo tuve un gato, Benito, que comía cuando le daba la real gana. O sea, que en un quinto escalón te habría mandado a freir espárragos.

Qué graciosas. E insisto, vaya papelón con lo que tienen en casa!

Babunita dijo...

En casa, como somos tantos de a cuatro patas, mamy optó en su día por la disciplina cuartelaria. Así es que, a las horas de desayuno, comida y cena no falta nadie, porque a otras horas no hay nada en los cuencos.

Lo del papelón es relativo, ahora les toca a las gatunas echar una mano con la crianza, que bastante hice yo con ellas... Además, las malvadas hernas simesas están encantadas con los cachorros!!! Hasta se creen madres!!! Claro que tienen una visión de la maternidad bastante divertida.